Servicios Estética

Existen tres tipos de cera: cera caliente, cera tibia y cera fría, siendo las más eficientes la caliente y la tibia. La cera fría es más recomendable cuando hay problemas circulatorios o de varices.

Unas manos cuidadas hablan por ti, dan buena imagen y son la mejor carta de presentación. Los pies soportan nuestro peso y merecen nuestra atención. Llevarlos cuidados nos proporciona bienestar.

Más efectivo y potente, por lo que consigue resultados mas eficaces. El intervalo entre sesiones es de dos a tres meses. Totalmente indoloro, incluso en pieles morenas. Utilizamos el último método denominado de barrido. Resultados visibles desde la primera sesión.

Es recomendable mínimo tres veces al año, para mantener la piel limpia y libre de impurezas. Después de una limpieza, la piel está más receptiva a los componentes de las cremas, sérums y tratamientos que le apliquemos.